Los negocios cambian; para dominarlos, debes hacerlo tú también

 

Cada generación, tiene una manera diferente de ver el mundo, y esto se refleja en sus hábitos de consumo. Todos tienen su propia manera de formar éxitos empresariales. Quien quiera triunfar en los negocios se enfrenta a la labor de escuchar los deseos de los consumidores y hablar su lenguaje, para estar entre sus preferencias. En la actualidad, los emprendedores deben centrar su atención en los millennials.

Para entender cómo funcionan, basta un ejemplo: el caso de Karina García. Se trata de una muchacha que se dedica a publicar videos en YouTube. El año pasado, ganó un millón de dólares; cobra de 30 mil a 60 mil dólares por un patrocinio, generando hasta 200 mil dólares al mes. Lo más interesante es que a ella se le ocurrió una gran idea, que pocos han pensado: vender su talento.

Ella comenzó, simplemente, compartiendo la receta del slime, y sin esperarlo, se convirtió en un negociazo, aunque si hubiera hecho el proyecto con la intención de generar una millonada, nunca lo hubiera logrado.

Ahora, piensa en cuántas personas podrían compartir recetas de gelatinas, instrucciones para decorar un pastel o enseñar a cocinar tamales, entre muchas otras cosas. Solo se requiere chispa y ser muy movido, pero la mayoría no se avienta a hacerlo, pues actúan solo ante la promesa de un éxito rotundo y grandes riquezas. El problema es que quien busca el dinero termina en la pobreza.

Las oportunidades para triunfar existen, pero recuerda que, hoy, ganan quienes comparten consejos y recomendaciones, algo que los demás requieren. Si pretendes generar dinero y avanzar, es necesario crear contenido valioso.

Cuando analices tus opciones y lo que harás para incrementar tus ingresos, ten presente que la única manera de salir adelante es emprendiendo. Contrataste a tu patrón para que pague tus cuentas, pero lo que hagas en tu tiempo libre es lo que realmente te va a generar dinero; la independencia financiera no vendrá de tu jefe. Solo el 2% de la población aprende cómo hacer algo y obtiene ganancias de eso, fuera de su trabajo.

Uno de mis mayores deseos es que seas consciente de esta realidad: en tu empleo, solamente vas a sobrevivir. Para alcanzar tus sueños y transformar tu vida, debes invertir, convertir lo que posees en más y crecer.