Pasos firmes hacia tus metas

 

El éxito puede ser tuyo, siempre y cuando descubras quién eres, desarrolles tus talentos y tus fortalezas, dejes de vivir la vida a poquito y no permitas que las personas te quiten lo que es tuyo o te alejen de tus sueños.

Estos son los puntos más importantes; síguelos y triunfarás.

  1. Conócete. En la actualidad, existe un gran problema: la aceptación personal. Pocas personas son realistas respecto a sus capacidades y limitaciones. Mi arma secreta es saber para qué soy bueno y para qué no; esto te evitará muchos fracasos.
  2. Conviértete en tu competencia. No te compares con otras personas, mucho menos si son famosas o expertas. Si comienzas, ejecutas y mejoras todos los días, teniéndote como tu propio punto de referencia, avanzarás y te acercarás a tus propósitos.
  3. Motívate. Conviértete en especialista en animarte, nadie lo puede hacer mejor que tú, y no esperes que los demás te den palabras de aliento.
  4. Crece y supera tus logros. Lo más difícil de mantener es el buen estado de ánimo; para lograrlo debes ser un triunfador todos los días. Pero ten cuidado; la mayoría, especialmente en el mes de enero, se ponen metas ridículas y extremistas, en lugar de objetivos simples y alcanzables. Programa tu GPS hacia lo que quieras y ve paso a paso, premiando cada avance.
  5. Ve el lado positivo. Sé optimista, y siempre ve lo bueno de la gente, porque a la larga te hará ganar, aunque te lleguen a traicionar.
  6. Quita las piedras de tu camino. A veces la vida te golpea o maltrata, cosas malas les pasan a buenas personas, y eso te detiene o te atrasa, pero debes aprender a no resultar afectado por las cosas que ocurren alrededor. Yo puse en pausa muchas de mis metas con tal de no pasar un mal momento, pero en este punto, elijo hacer lo que quiero sin importar nada ni darle validez o poder a los demás por apego emocional. Elimina y silencia a las personas tóxicas, si verdaderamente quieres ser exitoso.
  7. Mantente humilde. El éxito se logra en silencio. El ruido que hace el éxito son tus acciones, no lo que dices, lo que compartes o la justificación de tus acciones.
  8. Sé ambicioso. La mentalidad hispana no premia a la gente con aspiraciones, pues creen que uno se debe conformar con lo que tiene. A veces, confundimos la ambición con ser malagradecidos. Yo agradezco haber nacido en la pobreza y haber tenido muchas carencias, pero también doy gracias por la visión que tengo plantada en la cabeza, ya que por ella tengo una vida mejor y salí adelante.