De todo puedes obtener grandes ganancias, el problema es que te falta descubrir la manera de conseguir buenos resultados; requieres aspectos tan simples y detalles tan sencillos que casi nadie los toma en cuenta.

Uno de mis amigos comenzó lavando carros y hoy genera millones de dólares, porque vende lo que sea, sin importar qué pongas en sus manos; así debes ser, si buscas triunfar en los negocios. Solamente se trata de estudiar el nicho, identificar sus necesidades y darle soluciones.

Tristemente, el 98% de los consumidores compra basura, porque es lo que venden las grandes marcas. Ellas encontraron la manera de crear una historia para darle validez al producto y cobrarnos; endulzan o enchilan el artículo y le dan el valor porque el cual luego cobran. Para competir y salir triunfante, debes seguir estos consejos:

  1. Ten más contacto con la gente. El elemento fundamental de las ventas son los consumidores. Sin personas a las cuales venderles, de nada sirve el producto perfecto. Tus amigos, familiares y conocidos son extraordinarios para empezar, pero pronto acabarás con ese pequeño mercado. Necesitas ampliar cada vez más tu círculo y llegar a la mayor cantidad de clientes posibles, pues las compras de quienes no conoces te llevarán al éxito.
  2. Desarrolla tu capacidad de vender. Ofrece lo que sea, pero hazlo ya. Aviéntate al mundo del comercio, sin preocuparte por el producto. De esta manera, ganarás experiencia, comenzarás a sentirte cómodo con el trato hacia los clientes y te desenvolverás cada vez mejor, hasta dominar la habilidad más importante: convencer a las personas de comprarte.
  3. Crea una experiencia. Esto comienza desde la imagen que proyectas, pero principalmente, debes considerar lo que puede requerir tu cliente, a fin de que satisfagas cualquiera de sus necesidades y cumplas todos sus deseos. Si vendes comida, toma en cuenta que necesitará diferentes elementos si come en tu local o en otro sitio. Existen negocios que, incluso, preguntan si los consumirán en casa, en la oficina o en el coche, pues cuentan con recipientes diferentes para cada caso.
  4. Mejora lo que ofreces. En el competido mundo empresarial, es esencial que siempre busques dar y hacer más, a fin de mantenerte en la preferencia de las personas y atraer clientes nuevos. Los detalles representan un costo muy pequeño para tu empresa en comparación con lo que puedes ganar; la gente se acordará de ti y te elegirá, por preocuparte y darle la mejor atención. Empresas como Starbucks se guían por este pensamiento; cafeterías hay muchas, pero están muy lejos de ser tan redituables, famosas y exitosas.