A un grupo de mexicanos se le ocurrió la idea de hacer un chicle orgánico, artesanal, biodegradable y producido de forma sustentable en la selva maya. Los integrantes de una organización de cooperativas agrícolas-forestales formaron la empresa social Consorcio Chiclero y crearon la marca Chicza, bajo la cual comercializan su producto, el cual está dominando el mundo, pues todo lo orgánico está creciendo, generando grandes ganancias.

Muchos productos mexicanos pueden triunfar, pero hay que saber cómo venderlos en la nueva era del comercio. Los artículos elaborados artesanalmente, como las cremas y las mermeladas, generan un dineral si son exportadas, ya que los mexicanos generalmente lo aprecian, porque lo consiguen en tianguis a precios muy bajos. Un buen ejemplo son los tapetes para yoga mexicanos, los cuales son sarapes que puedes comprar en cualquier lugar de México por cinco dólares, pero en Estados Unidos llegan a venderse hasta en 50 dólares. Si los usara en México, la gente me vería feo, pero en Estados Unidos, a la gente le encantarían y me preguntaría dónde pueden comprarlos.

Para que tu aventura empresarial sea un éxito, ten en cuenta estos tres puntos.

  1. Para tener un futuro prometedor, debes enfocarte en el segmento de la población de 25 a 35 años, ya que su poder adquisitivo crecerá, y llegar a ellos a través de la nostalgia. A la familia que creó Horchatería, en California, se le ocurrió llevar lo mexicano a Los Ángeles, con aguas frescas y churros, y tuvieron resultados increíbles. Por su parte, la marca Whole Foods Market logró su éxito al enfocarse en la nostalgia del americano, imitando el concepto de los farmers markets con una imagen natural y orgánica. Busca la manera de aplicar esto en tu negocio, existen muchas oportunidades de aprovecharlo.
  2. Usa lo que hay en México. Existen muchos ingredientes que no han sido aprovechados para llegar a las masas. Un ejemplo de ello son los dulces mexicanos. La empresa Harry and David, que elabora cestas de regalo gourmets, utiliza productos atractivos y los presenta de una manera que atrae al segmento de la población que más paga; por eso recomiendo siempre vender a Estados Unidos. Los elementos de la cultura mexicanos, colores y los diseños, pueden generarte una millonada.
  3. Sé cauteloso con el aspecto tradicional. Evita exagerar el toque mexicano, pues esto frenará tu éxito. Sigue el ejemplo de la compañía de cosméticos de MAC, con la línea de Selena. Usaron la nostalgia para llegar a mujeres que aún no nacían cuando la cantante estaba en su apogeo, pero crecieron escuchando su música, y le dieron toques latinos tan sutiles que encantaron y rompieron récord de ventas.