El camino al éxito empieza con un paso

En algunas ocasiones, quisiera regresar al pasado y cambiar ciertas cosas, pues he perdido varias oportunidades de lograr mis objetivos, pero no puedo, así que elijo enfocarme crear un futuro mejor.

Aunque tuve logros, el año pasado estuve en stand by e, igual que yo, seguramente tú tampoco estuviste al 100, por lo cual es momento de pisarle al gas.

Lograr que este año sea uno de los mejores, con grandes triunfos, es sencillo. Para que lo hagas, te comparto los tres puntos de mi fórmula secreta:

  1. Realismo. Sobrestimarse es el primer error. La motivación te eleva tanto el estado de ánimo que piensas que puedes todo, te avientas a ciegas y sufres una fuerte caída. Debes saber claramente tus fortalezas, talento, cualidades, conocimiento y capacidad, así como tus limitaciones. Yo perdí peso hasta que cambié el propósito de hacer ejercicio tres veces al día por el de caminar una cuadra, una vez a la semana; al lograrlo, me sentía exitoso, lo hacía con gusto y hasta superaba mis metas. Comprométete a dar pasos, aunque sean pequeños.
  2. Independencia. Evita depender de alguien o de algo para que tu negocio funcione. Tu camino hacia el éxito debe fluir sin importar los factores externos, pues son imposibles de controlar y predecir. Muchas veces, las personas eligen metas con barreras para poder justificar sus fallas, pero solo tú tienes la culpa de tu falta de acción y tus fracasos.
  3. Claridad. Tus ideas y propósitos deben estar definidos. Es como tener un GPS; te lleva al punto que programes, pero primero debes tener un destino. Si no sabes a dónde quieres llegar, nadie te podrá ayudar y siempre estarás lejos de lograrlo. Tus objetivos deben ser tangibles, para que sea visible y posible para tu mente; una vez que lo consigas, podrás incrementar el tamaño de tus sueños. Tener ingresos altísimos de un día para otro es irreal. Comienza con metas prácticas y, una vez que las cumplas, establece otras más altas. Tu vida cambiaría si generaras 500 dólares extra al mes y podrías partir de ahí. Lo importante es el comienzo. Aprender a generar más dinero del sueldo de que recibes es el inicio; una vez que lo obtengas, sabrás el secreto y podrás tener cada vez más.