El amor atrae dinero, pero no el dinero al amor

Yo he logrado mis metas gracias al amor que le tengo a la gente especialmente a la que no conozco, ¿sabes por qué? porque tu próxima venta está en manos de quien no conoces y muchos ignoran a la gente, evitando expandir su marca y lamentablemente quedan estancados.

Tristemente al final del día si tú no expandes tu negocio es por parte de las críticas que recibes a diario por la gente que te rodea, porque en lugar de animarte hacen todo lo contrario.

¿Cuál es el mayor temor que tienes al tener contacto con la gente? ¿Qué es lo que te detiene para no hacer algo? Por ello hoy te comparto un consejo básico que me ayudó antes de iniciar este proceso en las ventas cuando era preparador de impuestos.

1. Realiza un guión con una estructura para comunicarte mejor con tus posibles clientes. Entre más hables del producto menos te van a querer comprar, cuando tú vas a comprar un coche te dicen súbase y siéntese, no te empiezan hablar sobre la calidad de los asientos y el motor ¿verdad? Si tú das el precio a la primera, pierdes inmediatamente, pues la gente que más pregunta es la que menos compra.

2. Dirígete de forma correcta, recuerda que el arte de la comunicación es el propósito. Cuando te dirijas al consumidor de frente, habla de su familia, de sus ratos libres, y sobre todo ten cuidado al expresar tu mensaje, este es el espacio para que tú expreses tu producto o servicio pero con cautela, es decir hablando de sus ventajas, benéficos, cualidades.

Platicar con alguien es escuchar lo que más quiere el ser humano es ser escuchado. Entre más contacto tengas con tu interlocutor mayores son tus posibilidades de acción y realizar tu venta.