Para ayudarte a resolver las preguntas del millón (“¿qué vender?” y “¿cómo generar dinero?”), te voy a contar la historia de Ryan Grant, un joven contador de 28 años, quien ha generado millones de dólares de una manera sorprendente, ya que comenzó comprando mercancía en una tienda que seguramente visitas siempre: Walmart.

 

Él comprendió que no se iba a hacer rico contando dinero ajeno; entendió que debía actuar. Igual que muchas personas, no se consideraba bueno para los negocios ni para ser independiente, pero sabía que podía conseguir productos y que otras personas las distribuyeran por él, aunque no tenía conocimientos respecto a adquirir artículos por mayoreo o importar de China.

 

Al ver que todo mundo compraba en línea, se le ocurrió ir a Walmart y escanear los productos con su teléfono celular, mediante la aplicación Profit Bandit, la cual te dice el precio que tiene cierto artículo en Amazon.

 

Haciendo cuentas del costo en el supermercado, el precio en línea y el gasto por el pago a la plataforma, notó que había oportunidad de generar ganancias. Este año, obtuvo ocho millones de dólares en ventas.

 

 

De esta experiencia, descubrió que su éxito radicó en estos tres puntos clave:

  1. Evita complicarlo. La única persona que se interpone en tu camino y puede arruinarlo eres tú. Aprovecha las oportunidades de hacer negocio, sin mayor dificultad. Ryan no pensó en hacerse rico, solamente quiso poner a trabajar su dinero; así de simple.
  2. Asignarte un salario. Él se paga el mismo sueldo que ganaba cuando trabajaba como contador; no más. La mayoría comenzaría a gastar el dinero e, incluso, hasta se endeudaría; eso implica invertir dinero y energía, que te harán falta en el futuro. Debes tener tus finanzas en orden y vivir dentro de un presupuesto.
  3. Seleccionar un nicho. Dirigirte a todos provoca que muy poca gente te aprecie y carezcas de exclusividad; además, venderle a quien no está dispuesto a pagar por tu producto o no lo utiliza hace que pierdas el enfoque. Para comenzar, pregúntate qué segmento de la población tiene una necesidad y requiere una solución.

 

Siguiendo estos principios, Ryan Grant, alguien normal, como tú y yo, logró algo grandioso, de la nada. Esto nos demuestra que existen oportunidades similares a nuestro alrededor; solo debes ser capaz de descubrirlas y actuar sin miedo.