El comercio funciona, te lo aseguro, y hacer dinero es muy sencillo. Solo debes comprar productos a precio de mayoreo y venderlos a precio de menudeo; para llegar al mercado, existen muchos espacios físicos y plataformas en línea.

Muchas personas se quejan de que ya no se vende, pero la realidad es que quieren evitarse el proceso que lleva al progreso, desean saltarse el trabajo duro necesario para triunfar. Buscan un producto milagroso que les ahorre el esfuerzo y terminan por ofrecer lo mismo que los demás, con lo cual consiguen los resultados que todos.

Generar dinero toma su tiempo, porque primero, debes adquirir conocimientos y experiencia, hasta tener el nivel que te permita ejecutar, crecer y expandirte. Pocos están dispuestos a pagar el precio, pues requiere muchos sacrificios, pero estos te llevarán a tener demanda y clientela, lo cual te permite monetizar cualquier artículo; ya que conoces la receta, cocinar un éxito se vuelve muy simple.

Fracasar a la hora de emprender es consecuencia de la mentalidad del consumismo; elimínala y adquiere la de empresario, o seguirás estancado. Elige hacer dinero, en lugar de generar riqueza a los más astutos, y lógralo, con estas recomendaciones:

  1. Disminuye la importancia que le das al miedo. Lo que sientes no es miedo al fracaso, es miedo a la opinión de los demás, y debes eliminarlo por completo, pues estás permitiendo que otros controlen tu mundo, y eso te llevará al arrepentimiento y al coraje constante contra ti mismo; si no das vida a tus sueños, te llenarás de resentimiento. Mejor dale una oportunidad de aprender.
  2. Deja de juzgar. Los seres humanos somos expertos en detectar las imperfecciones y criticar, pero esto frena el avance. Mientras cruzas los brazos y juzgas, le cierras la puerta al conocimiento y a la sabiduría. Al criticar, muestras tu interior, pues expresas tus imperfecciones; pregúntate qué prueba eso de ti y de los demás, y qué ganas con dicha actitud.
  3. Elimina tu conexión emocional con el producto. Aferrarte a algo por gustos o deseos personales te llevará al fracaso; comercializa los artículos por los cuales la gente está dispuesta a pagar. Además, aprovecha lo que tienes a tu alcance; yo no quería vender pintalabios y pararme 12 horas bajo el sol en un tianguis, pero eso me hizo ganar mi primer millón de dólares y me impulsó a dar el siguiente paso.
  4. Expande tu mundo de contactos. Vender a nuestros conocidos está bien para comenzar, pero no te generará riqueza. Entre más personas te compren, mejor te irá; por fortuna, lo que más hay en el mundo es gente. Deja de esperar sentado a que lleguen los clientes, mantente en la búsqueda constante. Además, concéntrate en las personas que estén mejor que tú, ya que te motivarán a hacer más; elegir bien a quienes te rodean te llevará a escoger correctamente tu camino para el año siguiente.